Facil de comprender con refranes

refranesysusignificado.net_01

Cada persona es un mundo, por lo cual se puede decir que no siempre compartimos los mismos gustos, referente a miles de cosas. Las opiniones son especialmente personales, evocan a tus gustos, como las cosas que sabes y las que quieras llegar a saber. Si bien con el paso del tiempo pueden cambiar, suele ocurrir por decisión propia.

Al poder entender las cosas a tu alrededor comprendes la importancia de escuchar a las personas que tú quieres y cuando lo haces, sabes que ya estás madurando, o en proceso de madurar. Los refranes españoles son muy útiles a la hora de sobrellevar alguna situación, bien sea que alguien te lo diga o porque recuerdas alguno que ya sepas.

Siempre que necesites ayuda con algo, trata de compartirlo con alguien mayor, este tipo de personas suelen ser más sabias y probablemente hayan pasado por lo que tú estás pasando ahora. Y si esta persona te imparte alguno que otro consejo o un refrán, siendo aún algo amargo, puedes tomarte la grata molestia de escucharle, tan solo por algunos minutos, y créeme que vale la pena.

Cada clase de consejos y proverbio se ocupan y se especializan enteramente de algo, aun cuando creas que no vienen al caso te pueden ayudar sin siquiera notarlo. Hay refranes de todo tipo, está por ejemplo, “alegría secreta candela muerta” que quiere transmitir que si no muestras completamente las cosas que piensas o sientes los demás no podrán disfrutar contigo a plenitud lo que tú experimentas.

Entender muchas cosas no tiende a ser sencillo, más si son complejas, entender a una persona cuesta más, es posible que sea muy distinto a lo que piensas tú, o no comparte al cien por ciento todas tus creencias. Sin embargo, si es alguien que te quiere seguro te llamará la atención hasta que comprendas, tal como reza el dicho “algo valen cabezadas oportunamente dadas”.

“Llorar a puerta cerrada, porque el vecino no entienda nada” expresa no se puede estar divulgando todo lo que nos sucede, porque no todos te podrán entender ni comprenderán tus acciones, ya que no están en tus zapatos y tal vez ni les interese o quizá hasta termines complicando las cosas.

Y así, podemos apreciar la utilidad de tantos refranes que la gente que se preocupa por nosotros nos señalarán, aunque no comulguemos con todas sus ideas y tengamos otros puntos de vista.