Noticias financieras: las criptomonedas

1

 

A cada segundo se generan nuevas noticias financieras. No es exagerado afirmar que al mundo lo mueve el dinero. Es por esto que no podemos estar desconectados. ¿Qué ocurre en el ámbito financiero mundial? ¿Hacia dónde se mueven los mercados? ¿Existe la posibilidad de nuevas crisis en el horizonte? Existen infinidad de noticias financieras

Estos pueden parecer grandes temas, reservados en su conocimiento para economistas, analistas o periodistas especializados. Pero lo cierto es que, por la interconexión en la que vivimos, los grandes temas económicos siempre tienen consecuencias hasta en su más mínima expresión. Y, con justa razón, se puede afirmar que la mínima expresión de la economía es nuestro bolsillo.

En este artículo trataremos uno de esos candentes temas económicos en boga actualmente, que, como cualquier otra tendencia nueva, genera tantas opiniones a favor como en contra: las criptomonedas. ¿Qué son las criptomonedas? ¿De dónde vienen? ¿Tienen algún respaldo? ¿Son el futuro de la economía, o una burbuja más? Acompáñanos a tratar de resolver estas interesantes preguntas.

 

Noticias financieras: ¿qué son las criptomonedas?

 

En los últimos años, internet se ha posicionado como el medio en el que transcurre la mayor parte de nuestra vida. Las relaciones sociales, el entretenimiento, la información, el comercio… todo circula a una velocidad cada vez mayor a través de la red mundial interconectada.

Cada vez es mayor la cantidad de gente que acude a la red para disfrutar de las ventajas de, por ejemplo, comprar cualquier cosa sin moverse de su casa. Ya las personas no salen de sus casas ni para ir a los bancos: la banca digital, las transferencias y los pagos electrónicos se han adueñada cada vez más de la escena.

No era de extrañar que, eventualmente, el mundo digital extendiera su influencia hacia la base misma del comercio: el dinero. Es aquí donde nacen las criptomonedas, también llamadas criptoactivos o criptodivisas.

Así como el dinero es un medio que, a través de su intercambio, permite la adquisición de bienes y servicios en la realidad, las criptomonedas son medios de intercambio digital. Utilizan los datos encriptados para proteger la seguridad de las transacciones, así como la emisión de nuevas unidades, además de la verificación de la transferencia de activos.

Una de las características que más llaman la atención de las critodivisas es el hecho de que son, a diferencia de las monedas convencionales, activos descentralizados. Esto quiere decir que su valor no está determinado por ninguna institución superior, como sí ocurre con las monedas nacionales, cuyo valor lo determinan, por lo menos en teoría, los Bancos Centrales o Casas de la Moneda de cada país, de acuerdo con su relación al valor del oro.

El hecho de que los criptoactivos sean descentralizados significa que su valor es determinado por las transacciones entre los usuarios, por la oferta y la demanda, además de desligarlos de cualquier connotación o simbología política. Es por esto que puede afirmarse que las criptomonedas, por lo menos en su concepto teórico, son la máxima expresión de la libertad económica, al estar estrictamente basadas en las leyes del mercado y libres de las imposiciones burocráticas.

Desde su aparición, pasando por el lento camino de posicionamiento, hasta llegar al lugar que ocupan el día de hoy en la conversación económica alrededor del planeta, son muchos los que han levantado su voz a favor o en contra de esta nueva tendencia en la economía mundial. ¿Cuáles son los argumentos a favor que se cuentan del lado de las criptomonedas? ¿Qué dicen las voces que se alzan y alertan sobre los supuestos peligros que éstas encierran?

 

Criptomonedas: a favor y en contra

 

            Una de las características que definen a las criptomonedas (la libertad frente a las imposiciones gubernamentales) es vista tanto como el gran punto a favor como la mayor desventaja de los criptoactivos, dependiendo del punto de vista del cual se vea, sean detractores o partidarios.

Por un lado, sus defensores afirman que las criptomonedas son el futuro de la economía. Por la libertad con la que operan, únicamente regidas por las aparentemente aleatorias leyes del mercado, los criptoactivos terminarán sustituyendo al dinero tal y como lo conocemos, sobre todo teniendo en cuenta el hecho de que cada vez más aspectos de nuestra vida están permeados por lo digital.

Por otro lado, se argumenta que el hecho de ser una moneda descentralizada la hace mucho más segura que las monedas tradicionales, ya que las transacciones están blindadas gracias al sistema de blockchain, que consiste en una base de datos de acceso público en el que están registradas de forma inalterable todas y cada una de las transacciones que se realizan a nivel global, de forma colaborativa.

Los detractores, en cambio, consideran que el mercado altamente especulativo de las criptomonedas es una peligrosa burbuja que puede terminar desatando crisis de enormes proporciones. Sostienen que la ausencia de regulación es su principal falla, ya que esto puede hacer que, por lo menos hipotéticamente, cualquiera con recursos suficientes sepa orientar los vaivenes del mercado a favor suyo y estafar a una gran cantidad de personas. Para ellos, una regulación es necesaria, aunque tendría forzosamente que ser un marco regulatorio sui generis, que se adapte a las inusuales características de este activo.

Sea de alguna forma o de otra, tanto partidarios como detractores coinciden en que las criptomonedas dan una clave de lo que puede ser la economía del futuro. Bien sea porque pasen a dominar las transacciones a nivel mundal, tanto a nivel macro como a nivel micro, o que pasen como una moda pasajera de internet, dejando tras de sí tecnologías que sean aplicables a la economía tradicional (como el ya mencionado sistema de blockhain), lo cierto es que los critpactivos son un tema candente de conversación sobre el que vale la pena estar informado mientras se define su verdadero valor en la economía.