Recurrir a un servicio de reparacion de moviles

Aunque tengamos un flamante terminal móvil, cuando acaba la garantía del fabricante, tenemos un posible candidato a pasar por la reparación de moviles.

 

Y es que los móviles actuales son muy complejos y completos, lo cual les hace ser más delicados de lo que imaginamos. Todo se hace más fastidioso tras el periodo de garantía en el cual estábamos cubiertos en reparaciones y fallos, pero a partir de que caduca, es preferible que no ocurra nada imprevisto o tendremos que dejarlo en la tienda.

 

Las averías típicas son los accidentes en los que hay rotura de pantalla, por un lado si recibe un golpe, o por otro, la típica situación de que se moja o se sumerge en líquido y la batería, además de la pantalla en algunos casos, dejan de funcionar.

 

En estos casos se impone la alerta y la consiguiente búsqueda de especialistas en reparación Samsung. Y aquí es donde encontramos varias opciones variadas y variopintas que nos hacen dudar en la elección.

 

Según algunos usuarios, tras varias experiencias dispares en situaciones de roturas y averías,  suele ser la de dejarlo en una tienda de reparaciones que reparan móviles de todas las marcas. Pero sin embargo otros insisten en que los servicios técnicos online son más eficaces porque recogen el terminal en casa y lo devuelven reparado con un mínimo sobrecoste.

 

Otros dirán que la mejor opción es que te lo reparen en casa en el momento, ya que te mandan a un técnico al domicilio sin que tengas que hacer nada más excepto pagar el importe, y tampoco es mucho más cara esta elección porque rondaría los 10 euros más por el desplazamiento.

 

Porque cuando surge una avería y deja de funcionar correctamente, todo se para a nuestro alrededor. Al ser teléfonos smarts, no solo los necesitamos para comunicarnos de voz, sino que nuestros terminales resuelven gran parte del trabajo mediante el correo y otras aplicaciones. Son gran parte del ocio y nos mantienen en permanente conexión con el resto del mundo. Así, cuando empiezan a fallar, todo empieza a fallar alrededor.

Es el caso de la rotura instantánea de la pantalla y el LCD o display interior digital. Porque si es el cristal solamente el que está roto, la pantalla puede seguir funcionando, pero no si el LCD se ha roto. Esta avería es la más cara, junto con el cambio de batería si se ha mojado o hay que sustituirla porque está desgastada.