Una manera de salir adelante

Es curioso lo que hacemos lo humanos por salir adelante. Las épocas malas suelen sacar lo peor de las personas, también la mejor, afortunadamente todavía hay personas que piensas en los demás e intentan ayudar a los que más lo necesitan, hay muchas maneras de ayudar a los que no tienen nada, puedes donar dinero para que las asociaciones y las ONG puedan ayudar a estas personas, puedes hacer donaciones de comida y productos varios para los bancos de alimentos, puedes regalar la ropa que ya no usas o el calzado que ya no vas a utilizar para todos lo que lo necesitan.

Hay personas que van a los desguaces ciclomotores y compran piezas y repuestos de todas las clases, de este modo las adquieren más baratas, tras esto las mandan a sus países para que sean distribuidas por los pueblos y para las familias más necesitadas.

Y es que no hace falta ser médico o empresario para ayudar a los que más lo necesitan. Hay restaurantes que ofrecen la comida que les sobra a personas con pocos recursos, y tiendas de barrio que donan los productos que están próximos a fecha de vencimiento a familias que no llegan a fin de mes, y es que no hace más el que puede si no el que quiere.

Una manera muy honorable de ayudar es la de ser voluntario en cualquier sitio, en un centro de mayores, en la cruz roja, en ONG sin ánimo de lucro, todas estas maneras enriquecen a la persona  que ayuda a los demás sin pedir nada a cambio. Y es que a veces la mejor manera de salir adelante es dejarse ayudar, casi todos queremos ser capaces de hacer las cosas por nuestros propios medios pero es que hay ocasiones en las que hay que pedir ayuda y dejarse ayudar por los demás sin significar esto que eres peor.

La vida a veces te pone obstáculos y debes de sortearlos con la mayor entereza y el mayor aplomo posible, y si para ello necesitas la ayuda de personas que la ofrecen sin pedir nada a cambio pues lo más prudente y la mejor opción es aceptar esa ayuda y ser agradecido, y en el momento en el que vuelves a estar en activo, y puedes permitírtelos, ayudar a personas que como a ti te pasó, lo están pasando mal y necesitan que les echen una mano.